Buscar

El Guru y El Discípulo

El Guru es una necesidad en el camino espiritual.

En la India casi todos lo entienden, sienten una protección y se sienten a salvo porque tienen quien les ayude a resolver sus dudas. Tienen quien les ayude a conocer y a liberarse de sus errores y defectos, por lo que les hacen sufrir en cada momento difícil de la vida, por sus pensamientos equivocados y por su comportamiento violento y agresivo que les hacen daño a él y a los demás.


Solo viviendo por un largo tiempo con su Guru el discípulo puede conocer sus secretos poco a poco.

El Guru le va quitando las capas de impureza debidas a la ignorancia. Solo a través de la lectura y del conocimiento no es suficiente para comprender a un Guru real.


Guru y Discípulo

Hay dos clases de discípulos; unos sólo quieren aprender las técnicas y las enseñanzas filosóficas, las cuáles reciben sin acercarse al Guru y sin conocer a fondo su importancia para el enriquecimiento de su espíritu y para su liberación.


Hay otros a quienes no les interesa tanto la filosofía, pero sienten una necesidad interior inmensa de una ayuda, de una salvación para poder salir de dolores y sufrimientos, sienten y quieren que alguien los saque del mar en donde se están ahogando por la ambición, por las atracciones materiales, apegos, celos, envidias, porque ellos no saben cómo luchar contra todo esto que los está debilitando día a día.


Ellos están en la búsqueda desesperada y cuando se acercan a un Guru con nobleza sin condiciones, con completa entrega y fe


Entonces se abre la puerta de su corazón y es cuando el Guru puede entrar en su interior y puede salvar a su discípulo, ya que éste está listo para escuchar y comprender.

Mientras tanto aun cuando lo quiera el Guru, él no puede ayudarlo como lo desea.

Es importante que, si uno está buscando la liberación, la paz y una felicidad definitiva pueda vivir con un Guru; ya que uno siente que él es capaz de ayudarlo, de purificarlo para obtener “ananda”, paz y liberación de la maya, del truco de la mente… para tener una mente fuerte y libre, para vivir con salud, ánimo y positividad.


Para encender una vela se necesita otra que lo esté, de igual manera un ser iluminado puede iluminar a otro que no lo está.
84 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo